`El cambio climático pasa factura a los andaluces Olive Oil Producción - Olive Oil Times

El cambio climático pasa factura a los andaluces Olive Oil Producción

Agosto 1, 2022
paolo deandreis

Noticias recientes

Una nueva encuesta estudio encargado por COAG, un sindicato de agricultores y ganaderos, estimó que cambio climático ya ha recortado la facturación agrícola anual en España en un 6 por ciento, lo que representa una pérdida de 550 millones de euros.

El estudio advierte que es probable que aumenten las pérdidas anuales según las proyecciones climáticas actuales.

El agua es el recurso más necesario y escaso del que dispone cualquier tipo de olivarero. Por ello, gestionar adecuadamente el agua es vital.- Juan Vilar, consultor estratégico

Según la investigación, el 80 por ciento de Andalucía podría volverse inhóspita para algunas variedades de secano, incluidas Hojiblanca y Manzanilla, si las temperaturas globales superan el promedio preindustrial en 2 °C antes de 2050.

El estudio agregó que el Picual prodigioso probablemente mantendría sus capacidades de producción en la región del sur de España.

Ver también:Un plan para descarbonizar Europa

Sin embargo, si las temperaturas superficiales superaran los 2.5 °C, incluso Picual se vería gravemente afectada, con una pérdida de producción estimada del 83 % en Sevilla, del 72 % en Cádiz, del 41 % en Córdoba, del 16 % en Jaén y del 5.7 % en granada

"Lo que hicimos fue examinar, recopilar y juntar mucha información científicamente sólida proveniente de múltiples fuentes con el objetivo de comprender hacia dónde nos dirigimos”, Pablo Resco, agrónomo y director de riesgo agrícola en COAG, dicho Olive Oil Times.

Anuncio

"Los impactos del cambio climático son diferentes en diferentes cultivos, pero también podría afectar a diferentes industrias de diferentes maneras, y también a las personas”, agregó.

"Todo se reduce a la sensibilidad de cada sujeto a los cambios provocados por un nuevo clima”, continuó Resco. "Tal sensibilidad y las habilidades de adaptación relacionadas determinan la vulnerabilidad del área, cultivo o sector específico”.

Se estima que en España se encuentran 2.7 millones de hectáreas de olivar, más del 20 por ciento de los olivos de cualquier parte del mundo. Dentro de España, Andalucía cuenta con el 60 por ciento de la producción nacional de aceitunas.

empresa-europa-produccion-cambio-climático-afectando-la-producción-de-aceite-de-oliva-andaluz-tiempos-de-aceite-de-oliva

Jaén, españa

La facturación anual de la industria es de aproximadamente 4 millones de euros, de los cuales 1.5 millones de euros proceden de las aceitunas de mesa y 2.5 millones de euros del aceite de oliva.

"Si la corriente situación de escasez de agua continúe, habrá una caída de la producción no solo en España, sino también en el resto del planeta”, Juan Vilar, consultor estratégico, Dijo Olive Oil Times.

"Sin embargo, siempre ha habido ciclos de varios años en los que se presentan mayores precipitaciones, así como sequías extremas en otras épocas”, agregó. “[Lo que está pasando ahora] generará un problema, ya que los eventos extremos se radicalizarán, ya que hay más olivares plantados, y habrá tanto valles nunca producidos, como picos nunca alcanzados”.

Para mitigar los impactos de la creciente escasez de agua en Andalucía, Vilar dijo que los productores tendrían que adoptar nuevas mejores prácticas sostenibles.

Estos van desde el uso de agua reciclada y desalinizada hasta la modernización de los sistemas de riego y la construcción de nuevos embalses mientras se amplían los existentes.

Vilar agregó que los productores también tendrían que adoptar mejores técnicas de gestión del agua, reconstruir algunas de sus tierras de cultivo, practicar la conservación del suelo y prevenir la contaminación del agua.

Para obtener una visión holística de los riesgos del sector agrario español, la investigación también se centró en la producción y ganadería vitivinícola y cerealista. Se espera que los tres se enfrenten diferentes desafíos debido al cambio climático.

El estudio calculó que los fenómenos meteorológicos extremos y la sequía prolongada han provocado pérdidas de 25 millones de euros para la economía española en los últimos 30 años.

Durante este tiempo, las temperaturas han aumentado, a veces más rápido que el promedio mundial, y los volúmenes de lluvia han disminuido. Estas tendencias se han visto exacerbadas por la urbanización y la gestión del suelo.

Según el estudio, la actual sequía en España causa hasta 1.5 millones de euros de daños, principalmente en los sectores de la agricultura y la energía, cada año.

Los investigadores proyectaron que la sequía y el clima extremo pueden reducir el PIB del país en un 7 por ciento si las temperaturas globales promedio aumentan en 2 °C. Cualquier estrategia de adaptación dependerá en gran medida del uso del agua.

"El agua es el recurso más necesario y escaso al alcance de cualquier tipo de olivarero”, dijo Vilar. "Por ello, gestionar adecuadamente el agua es vital. El primer paso sería usar eficientemente lo que ya tenemos. Un segundo paso incluiría estanques de retención para mantener el curso biológico de ríos y afluentes. Cuanta más agua se acumule, mejor”.

Vilar cree que la implementación exitosa de estas medidas podría conducir a la expansión de la olivicultura en varias regiones del mundo.

"Con esos pasos, los olivares en el mundo pasarían de ser 40 por ciento de secano y 60 por ciento de regadío a una relación de 30 a 70, pasando a producir al menos entre 400,000 y 600,000 toneladas más de aceite por campaña ”, dijo.

"Por no hablar de los aportes sociales, sostenibles y biodiversos, además de los económicos”, agregó Vilar.

Junto con las adaptaciones ambientales, Resco cree que también son necesarios cambios estructurales, incluidos los esquemas de seguros.

empresa-europa-produccion-cambio-climático-afectando-la-producción-de-aceite-de-oliva-andaluz-tiempos-de-aceite-de-oliva

"Actualmente puede suscribirse a un contrato de seguro basado en el promedio de los registros de rendimiento de cinco años”, dijo. "Si los récords de rendimiento son más bajos debido al cambio climático, el agricultor aún podrá suscribirse, pero tendrá que pagar un precio más alto”.

"Este es un método que no detendrá las consecuencias provocadas por el cambio climático, pero podría suavizar el golpe”, agregó Resco.

Además, habrá que estudiar la salud del suelo a medida que aumentan las temperaturas y cambian los patrones de precipitación.

Desertificación y degradación del suelo afectan a amplias zonas del país, lo que llevó al gobierno de Madrid a relanzar programas para revertir las tendencias.

"Una de las principales características de la mayor parte de la agricultura española es la pobreza del suelo”, dijo Resco.

Él cree que los agricultores necesitan enriquecer sus suelos con materiales orgánicos, lo que ayudar a prevenir la erosión.

Resco agregó que los agricultores podrían hacer esto cultivando cultivos de cobertura entre hileras y adoptando prácticas de labranza más sostenibles.

"Centrarse en la salud del suelo no solo es necesario por el cambio climático sino también porque es el método más sostenible para asegurar una agricultura futura no solo para nosotros sino también para nuestros hijos”, dijo.

Sin embargo, advirtió que este proceso no será fácil. Las soluciones agrícolas sostenibles requerirán inversiones de capital sustanciales y serán diferentes en diferentes áreas.

"Paso a paso nos acercamos a una transición. No es una elección, no es algo que podamos elegir no hacer”, agregó Resco.

A pesar de la grave situación en la que se encuentran muchos de los olivareros españoles, Resco enfatizó que hay mucho margen para la mitigación.

Sin embargo, la mitigación no reemplazará las estrategias nacionales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y eventualmente capturar carbono.

"Tomar medidas urgentes hoy para mantener el calentamiento global por debajo de 1.5 ºC es más eficiente y menos costoso”, dijo Miguel Padilla, secretario general de COAG.

"La prevención del cambio climático no solo nos ayudará a proteger nuestra agricultura y economía, sino que también logrará que un verano eterno no seque nuestra gastronomía, tradiciones, cultura e identidad”, concluyó.



Anuncio

Artículos Relacionados

Comentarios / Sugerencias