Los olivos combaten la contaminación del aire, muestra una nueva investigación

VegPM, un proyecto de investigación toscano, demuestra que ciertas especies de árboles pueden combatir la contaminación del aire por partículas (PM) y mejorar la calidad del aire en entornos urbanos.
Shanghai
Por Francesca Gorini
19 de enero de 2023 12:02 UTC

Las aceitunas están entre los especies arbóreas que mejor pueden contribuir a limpiar el aire, según los resultados de VegPM, un proyecto de investigación coordinado por la Universidad de Florencia. Este proyecto tuvo como objetivo identificar las plantas autóctonas más adecuadas para combatir la contaminación del aire causada por partículas (PM).

Lanzado en 2020 y apoyado con 180.000 euros por la Fundación Cassa di Risparmio di Lucca, el proyecto VegPM recopiló datos de cuatro municipios italianos en Toscana afectados por altos niveles de partículas finas: Lucca, Porcari, Capannori y Altopascio. Además de los olivos, el equipo de investigación reveló que Laurel (Laurus nobilis), Ligustro (Ligustrum), adelfa (adelfa nerium), Magnolia (Magnolia grandiflora) y laurel cerezo (Prunus laurocerasus) también podría mejorar la calidad del aire.

El material particulado es una mezcla de partículas sólidas y líquidas, orgánicas e inorgánicas. Estas partículas se encuentran dispersas en el aire y son altamente peligrosas para la salud humana. El tráfico rodado es la principal fuente de MP, pero los sistemas de calefacción, gestión de residuos y agricultura también puede causar un exceso de PM.

Las partículas se clasifican comúnmente por su diámetro en tres categorías: "grueso” (PM10), "bien” (PM2.5) y "ultrafino” (PM0.2). El tamaño de las partículas determina cómo afectan el sistema respiratorio y entran al torrente sanguíneo.

Ver también:Noticias de Salud

La exposición prolongada a PM10, en particular, puede causar efectos graves, como cardiovascular y malestar respiratorio, crónico alergias, e incluso la mortalidad prematura en los niños. Los estudios epidemiológicos también han demostrado que la proximidad de carreteras muy transitadas se asocia con enfermedades respiratorias cronicas en niños y ancianos. En un entorno urbano, estos efectos nocivos pueden verse intensificados por peligrosas metales pesados por exposición a aceites, llantas, combustibles, pinturas metálicas y desechos.

Por lo tanto, desarrollar acciones prácticas de mitigación es uno de los desafíos más críticos para los gobiernos locales. Muchos municipios han buscado en el diseño de "bosques urbanos.” Estos requieren que se planten especies de plantas apropiadas a lo largo de las carreteras o cerca de áreas altamente contaminadas. Para que esta nueva estrategia funcione, las plantas elegidas deben responder a estrés hídrico y contener niveles de CO2.

El proyecto VegPM convierte a toda el área que abarca Lucca, Porcari, Capannori y Altopascio (unos 100 km²) en el innovador lugar de prueba del modelo verde urbano. Lucca, Porcari, Capannori y Altopascio tienen las concentraciones más altas de PM10, dioxido de nitrogeno y ozono en toda la Toscana, según el mapa regional anual de calidad del aire publicado por Arpat.

"Algunas especies de plantas pueden actuar como filtros naturales de material particulado al interceptar y retener partículas en la superficie de sus hojas: Nuestro objetivo fue identificar, probar y seleccionar las más prometedoras entre las especies nativas de nuestro nicho climático para convertirlas en candidatas ideales para emprender proyectos locales. acciones para reducir significativamente la contaminación del aire”, dice el coordinador del proyecto, Federico Martinelli, profesor asociado de Genética en el Departamento de Biología de la Universidad de Florencia.

"Como primer paso, hicimos una evaluación exhaustiva de las especies disponibles capaces de adsorber/atrapar más PM, metales pesados ​​y ozono: Combinamos estudios fisiopatológicos con técnicas de análisis molecular y genotipado puestas a disposición por el equipo de secuenciación disponible en el Departamento de Biología de la Universidad de Florencia, para comprender la mecanismos moleculares que subyacen a la modulación de las características positivas. Luego, en 2021, en cooperación con el Consejo Nacional de Investigación de Italia, lanzamos la parte experimental del proyecto estableciendo una red de dieciséis unidades de control en toda el área, capaces de monitorear los principales contaminantes del aire y recopilar datos tanto cuantitativos como cualitativos. . Al integrar los valores registrados por los centros de monitoreo con las partículas acumuladas en las hojas de cada especie analizada, pudimos clasificar las especies con los valores más altos de deposición de PM”.

Los investigadores recogieron muestras de hojas separadas para cada árbol. Los valores de deposición de cada fracción de MP se compararon y analizaron con los niveles promedio de material particulado registrados a lo largo del año. Mediante este proceso, los investigadores pudieron clasificar cada especie según su capacidad para acumular partículas finas y ultrafinas. Encontraron que olivos, en particular, demuestran una alta capacidad de acumulación.

"Esta característica, junto con su capacidad para tolerar situaciones de estrés como sequía y salinidad, los convierte en uno de los candidatos más prometedores. En contexto urbano, su presencia es aún más importante porque naturalmente absorben dióxido de carbono y libera oxigeno, esencial para la vida de todo ser humano.”

Dados los resultados experimentales del proyecto VegPM, los investigadores esperan que se realicen más investigaciones y se muestre la capacidad de ciertos árboles para anular los efectos nocivos de vivir en un entorno urbano.

"Por ahora, nuestros estudios se han centrado solo en las plantas existentes. Pero, ¿qué sucedería con las plantas nuevas plantadas? ¿Disminuiría más la concentración de PM? Espero que esta pregunta pueda estimular un seguimiento del proyecto”, agrega Martinelli.



Artículos Relacionados

Comentarios / Sugerencias