El clima del Líbano se está volviendo menos propicio para el cultivo del olivo

Los científicos creen que la pérdida de productividad y calidad puede ocurrir en el Levante y la cuenca del Mediterráneo debido al aumento de las temperaturas y la disminución de las precipitaciones.

Rummana Camp cerca del pueblo de Dana, Jordania
Por Paolo DeAndreis
15 de febrero de 2023 15:41 UTC
666
Rummana Camp cerca del pueblo de Dana, Jordania

Los oleicultores y productores de aceite de toda la cuenca mediterránea han observado los desafíos causados ​​por cambio climático en la región.

Una nueva investigación ahora sugiere que el aumento de las temperaturas de la superficie afectará significativamente la salud y la capacidad de dar frutos de los olivos de la región.

Podemos ver que las temperaturas en esas áreas van a superar el umbral, y eso podría no ser una buena noticia para la población local de olivos.- Rachid Cheddadi, investigador

Un equipo de investigadores se centró en la historia del clima de Tiro, Líbano, donde los olivos han prosperado durante miles de años.

Confirmaron que el clima cambia con el tiempo, alejándose lentamente de las condiciones ideales de lluvia y temperatura para el cultivo del olivo.

Ver también:Antes de una excelente cosecha, los productores libaneses demuestran resiliencia

La investigación publicada en Nature Plants se basa en el análisis de 5,400 años de datos de polen de una muestra de sedimento de 390 centímetros recolectada en Tiro, 83 kilómetros al sur de Beirut.

Una vez fechados y tratados, los granos de polen encontrados en los sedimentos ofrecen pistas decisivas sobre la temperatura y otras condiciones climáticas que acompañaron la domesticación del olivo en los asentamientos humanos.

"Utilizamos los datos de polen, no solo de los olivos sino también de varias especies diferentes, para reconstruir los datos climáticos a lo largo del tiempo”, dijo Rachid Cheddadi, coautor del estudio e investigador de biodiversidad en la Universidad de Montpellier en Francia. Olive Oil Times.

Al examinar la muestra capa por capa, los investigadores pudieron medir la distribución y el volumen de polen a lo largo del tiempo y asociarlo con las condiciones climáticas correspondientes.

Para completar la imagen, los investigadores utilizaron los datos climáticos actuales, haciendo referencia a 325 áreas de cultivo de olivos en el Mediterráneo.

Al asociar los conjuntos de datos y sus hallazgos, los investigadores encontraron que las condiciones óptimas de crecimiento para los olivares incluyen una temperatura media anual entre 16.9 ºC y 18.3 ºC.

"Este umbral aparece como la condición ideal para la óptima floración y vitalidad del olivo, la temperatura más adecuada para que crezcan los olivos”, dijo Cheddadi.

Un análisis adicional de esos datos sugirió que los rendimientos de aceitunas actuales e históricos se ven afectados de manera similar por las mismas condiciones climáticas y de temperatura.

"Cuanto más cambian las condiciones, alejándose de ese umbral, más se ve afectada la especie”, dijo Cheddadi.

Al estudiar los patrones de lluvia pasados ​​​​y actuales, los investigadores especularon que los niveles de lluvia inferiores a los ideales en Tiro pueden haber provocado que los olivos locales alteraran la química de las drupas, cambiando el perfil de sabor y el contenido nutricional de las aceitunas.

Este resultado se debe a la reacción química de los árboles a la menor cantidad de agua, lo que puede disminuir la cantidad de frutos que producen los árboles.

El investigador señaló que si el olivo se somete a temperaturas bajo cero durante un período prolongado, sus tejidos podrían dañarse.

Anuncio
Anuncio

"Del mismo modo, si el olivo se somete a altas temperaturas, éstas pueden fotosíntesis de impacto, con consecuencias en la salud y capacidades productivas del árbol”, dijo Cheddadi.

Los modelos de cambio climático para el Líbano y el Levante muestran la clara posibilidad de que muchas regiones históricas de cultivo de olivos ya no sean adecuadas para los árboles en las próximas décadas.

"A partir de esos modelos, podemos ver que las temperaturas en esas áreas superarán el umbral, y eso podría no ser una buena noticia para la población local de olivos ”, dijo Cheddadi.

Los desafíos del cambio climático son bien conocidos por los productores locales. Karim Arsanios, el propietario de Olivos Solares en el norte del Líbano, dijo Olive Oil Times que su finca está continuamente probando y adoptando nuevas estrategias de mitigación y adaptación.

"Los eventos climáticos son cada vez más frecuentes y violentos, como hemos visto recientemente en el Líbano”, dijo. "Durante enero, fuimos testigos de temperaturas que subieron hasta los 25 ºC durante unas dos semanas”.

"En Solar, adoptamos un enfoque biodinámico para la agricultura”, agregó Arsanios. "Tratamos de intervenir lo menos posible, pero dada la situación actual y considerando las proyecciones para los próximos 10 años, nos damos cuenta de que nos enfrentaremos a más los fenómenos meteorológicos extremos."

mundo-áfrica-medio-oriente-líbano-el-clima-se-está-volviendo-menos-propicio-para-el-cultivo-de-oliva-tiempos-del-aceite-de-oliva

Aceitunas Solares

La finca está estudiando formas de retener el agua de manera más eficiente durante la temporada de lluvias. "Y estamos evaluando cuándo sería adecuada una instalación de riego”, agregó Arsanios. "También estamos tratando de crear un ecosistema que vaya más allá de la sostenibilidad y se vuelva regenerativo”.

También se prevé que las predicciones sobre cómo cambiará el clima en el Levante se extiendan al resto de la cuenca mediterránea, que los climatólogos consideran un punto crítico del cambio climático. La superficie las temperaturas de toda la región están aumentando más rápido que en la mayoría de los otros continentes y regiones.

"Para Líbano, este es el escenario, también porque está ubicado en el extremo sur de la cordillera de muchos árboles europeos, como robles y cedros”, dijo Cheddadi. "Este problema al que nos enfrentamos afectará primero, por supuesto, a los países que se encuentran en latitudes más bajas”.

Para los productores locales, adaptarse a las nuevas condiciones es imprescindible. "Puedo decir que los olivos han estado en esta área durante casi 7,000 años y, al igual que los higos, se mencionan tanto en el Corán como en la Biblia”, dijo Arsanios.

"El olivo jugó un papel importante en la economía y la civilización a lo largo del tiempo”, agregó. "Se utilizaba para intercambiar madera de olivo por madera de cedro, como combustible para lámparas y para hornear pan, y se consideraba un símbolo de belleza, coraje y fertilidad. En la poesía y la literatura árabes hay muchas referencias al olivo”.

"No podemos predecir el futuro”, agregó Cheddadi. "Tantas áreas y regiones diferentes en el Mediterráneo podrían tener resultados diferentes. Además de eso, en muchos países hay científicos que pueden manejar la situación y hacer predicciones. Podrían estudiarse políticas e instrumentos de adaptación que pueden ser de gran ayuda para abordar el cambio climático”.

"En esta etapa lo que estamos haciendo los científicos es dar una advertencia de que debemos tener cuidado y atender el problema”, concluyó.

Compartir este artículo

Anuncio
Anuncio

Artículos Relacionados