Las Pruebas y los Triunfos del Olivicultura Ecológica en Andalucía

La familia de quinta generación detrás de Luque Ecológico cree que la agricultura orgánica produce aceite de oliva virgen extra sabroso, protege el medio ambiente y mitiga los impactos de la sequía.

Juan Manuel Luque, Belén Luque y Rafael Gálvez (Foto: Luque Ecológico)
Por Daniel Dawson
Mayo. 7, 2024 13:12 UTC
203
Juan Manuel Luque, Belén Luque y Rafael Gálvez (Foto: Luque Ecológico)

El cultivo del olivo ecológico es pasado, presente y futuro en Luque Ecologico.

La empresa familiar de quinta generación tiene 300 hectáreas de olivares ecológicos en varias fincas diferentes entre Córdoba y Granada, en la región de Andalucía, en el sur de España.

Nos centramos en una cosecha temprana para que (las aceitunas) tengan aromas más intensos. La verdad es que no entendemos otra forma de hacerlo.- Rafael Gálvez, director comercial y calidad, Luque Ecológico

"Nuestra empresa se dedica a la agricultura orgánica desde finales de los años 1980, por lo que todos nuestros proyectos siempre han estado orientados a la calidad y el medio ambiente”, dijo Rafael Gálvez, ingeniero agrónomo y gerente de ventas y calidad de la empresa.

A pesar de los muchos desafíos asociados con la agricultura orgánica, el equipo detrás de Luque Ecológico ve las prácticas agrícolas y de molienda sustentables como la mejor manera de lograr una calidad sobresaliente y mitigar los impactos cada vez más evidentes de cambio climático en el sur de España.

Ver también:Perfiles de productores

"Los agricultores orgánicos siempre están buscando un equilibrio en el ecosistema”, afirmó Gálvez. El objetivo de la empresa es que todo lo que haga en sus olivares beneficie al arbolado y al medio ambiente.

"Tenemos plantas de cobertura verde desde hace 30 años”, dijo Gálvez. "También se incorporan al suelo los restos de poda. El suelo tiene que estar vivo. Tiene que haber materia orgánica y tiene que haber microorganismos que, a su vez, faciliten la transferencia de los nutrientes que haya al cultivo”.

Agregó, "También intentamos que la fauna auxiliar se desarrolle en las plantas de cobertura verde del olivar porque así controlamos las plagas”.

Uno de los principales retos de los agricultores ecológicos, citó Gálvez, es la necesidad de estar constantemente alerta, conscientes de los posibles problemas antes de que aparezcan y preparados con soluciones técnicas.

"Es vital anticiparse a los problemas porque entonces las soluciones no son fáciles para la agricultura orgánica”, afirmó. "Las soluciones no son inmediatas. No se trata de apretar un botón o poder aplicar un producto mágico. Por eso siempre se trata de mejorar y mantener el equilibrio”.

Además de preservar el entorno natural, Gálvez cree que la plantación de hierbas aromáticas y cultivos de cobertura y la mejora de la salud del suelo influye en las características organolépticas de los cultivos de la compañía. aceite de oliva virgen extra.

"Creemos que esto puede influir en las características organolépticas”, afirmó. "No hay estudios científicos al respecto, pero creemos que de alguna manera afecta estas características”.

El esfuerzo de la compañía se vio recompensado por noveno año consecutivo en el Salón 2024 NYIOOC World Olive Oil Competition. Luque Ecológico obtuvo un Premio de Oro por su marca Take a Walk on the Organic Side, una Hojiblanca mediana.

perfiles-la-mejor-produccion-de-aceites-de-oliva-europa-las-pruebas-y-triunfos-del-cultivo-del-olivo-ecologico-en-andalucia-tiempos-del-aceite-de-oliva

Luque Ecológico ha sido premiado por nueve años consecutivos NYIOOC World Olive Oil Competitions. (Foto: Luque Ecológico)

"Take a Walk on the Organic Side es un proyecto de bajos insumos cultivados en un olivar con insumos mínimos viables”, dijo Gálvez.

Los olivares de Luque Ecológico se distribuyen en tres fincas, cada una con variedades autóctonas de olivo y diferentes métodos de cultivo. Sin embargo, cada proyecto pretende conseguir un producto de alta calidad, saludable y sabroso.

"Por supuesto, para nosotros es muy importante que todos los productos que sacamos al mercado sean de la más alta calidad”, afirmó Gálvez. "Para lograrlo siempre hemos estado adaptando nuevas tecnologías y nuevas formas de obtener aceite en nuestra almazara”.

"Cambiamos las centrífugas verticales, lo que redujo el consumo de agua en un 50 por ciento”, agregó. "Esto es bueno para el medio ambiente, pero también para la calidad, ya que el aceite no se lava demasiado y polifenoles y los antioxidantes no se pierden”.

Anuncio
Anuncio

Junto a las prácticas ecológicas, Luque Ecológico apuesta por una cosecha temprana para preservar las cualidades organolépticas de las aceitunas y asegurar la máxima cantidad de polifenoles en el aceite de oliva resultante.

"Nos enfocamos en una cosecha temprana para que tengan aromas más intensos”, afirmó Gálvez. "La verdad es que no entendemos otra forma de hacerlo”.

perfiles-la-mejor-produccion-de-aceites-de-oliva-europa-las-pruebas-y-triunfos-del-cultivo-del-olivo-ecologico-en-andalucia-tiempos-del-aceite-de-oliva

Entre los desafíos de Luque Ecológico está el clima cada vez más caluroso durante la cosecha temprana en octubre. (Foto: Luque Ecológico)

Añadió que la mentalidad en torno a la calidad ha cambiado enormemente a lo largo de las cinco generaciones que su familia ha producido aceite de oliva.

"Al principio se trataba de producir aceite de oliva”, dijo. "Hoy en día, el objetivo es producir de forma sostenible aceite de oliva virgen extra de calidad”.

La cosecha también se ha vuelto más eficiente con el paso de los años. "Antes, muchos jornaleros recolectaban la aceituna a mano y las mulas acarreaban la aceituna hasta el molino”, dijo Gálvez. "A veces, las aceitunas permanecían en el campo un par de días antes de ser llevadas al molino”.

"Desde entonces todo ha cambiado; las primeras generaciones fueron productoras de aceite de oliva y ahora somos productores de aceite de oliva virgen extra”, añadió.

Gálvez dijo que con los años la mentalidad cambió de vender aceite de oliva a granel para ser envasado por otras empresas a producir una marca con un empaque atractivo e integrando verticalmente todo el proceso.

Los canales de venta de la empresa también han cambiado. Mientras que las generaciones anteriores vendían a embotelladores locales, Gálvez dijo que Luque Ecológico ahora exporta la mayor parte de su aceite de oliva virgen extra orgánico al exterior.

"Por el origen orgánico de nuestros productos, la exportación ha sido nuestra principal actividad desde el principio”, afirmó. "El mercado nacional era muy bajo y sigue siendo muy bajo, por lo que las exportaciones son el principal foco de nuestro producto”.

Luque Ecológico hoy exporta a más de 20 países, entre ellos Australia, Canadá, Japón, Corea del Sur, Reino Unido, Estados Unidos y otros países europeos.

Atributos de Gálvez creciente demanda mundial para el aceite de oliva orgánico para mejorar el conocimiento sobre el aceite de oliva virgen extra beneficios de la salud y un mayor conocimiento sobre cómo utilizarlo eficazmente en varios estilos de cocina.

"Estados Unidos es uno de los mercados más interesantes y estamos reposicionando el producto allí”, afirmó. "[Mientras tanto, Japón y Corea del Sur] se encuentran entre los países que más han crecido últimamente".

Si bien la producción española de aceite de oliva se recuperó a 846,800 toneladas en la campaña 2023/24 desde el mínimo histórico de la cosecha anterior, Gálvez dijo que Luque Ecológico no había experimentado un aumento de producción.

"Tuvimos dos años muy duros de sequía, por lo que logramos alrededor del 50 por ciento de una cosecha normal", dijo. Sin embargo, no todas las variedades experimentaron los mismos descensos, sufriendo más la Picual que otras.

perfiles-la-mejor-produccion-de-aceites-de-oliva-europa-las-pruebas-y-triunfos-del-cultivo-del-olivo-ecologico-en-andalucia-tiempos-del-aceite-de-oliva

Luque Ecólogico cultiva varias variedades endémicas en diferentes fincas de Andalucía. (Foto: Luque Ecológico)

Además de la sequía, Gálvez dijo que la empresa experimentó cambios extremos de temperatura en el momento de la floración, lo que dificultó aún más la producción.

"El año pasado tuvimos tres condiciones climáticas: sequía, altas temperaturas durante la floración y bajas temperaturas al final de la floración”, dijo. "Tuvimos una finca que sufrió heladas y perdió todas las flores y hojas de los árboles… Fue increíble; Nunca habíamos visto una situación así”.

Si bien Gálvez dijo que no hay mucho que los productores puedan hacer para mitigar los impactos de los cambios extremos de temperatura, las prácticas orgánicas pueden ayudar a reducir los efectos de la sequía.

"Cuando tienes coberturas vegetales, se mantiene más humedad en el suelo”, dijo. Sin embargo, Gálvez añadió que si los huertos de secano no reciben la mínima cantidad de lluvia en determinados momentos del año, incluido el momento de la floración, entonces los árboles aún sufren.

Si bien la situación actual en Andalucía promete una cosecha mucho mayor en la campaña 2024/25 que en las anteriores debido a las lluvias, las fluctuaciones extremas de temperatura podrían dañar los árboles.

"La cosecha que viene tiene altas perspectivas”, afirmó Gálvez. "Ha llovido mucho durante el último mes”.

Las lluvias constantes y constantes han permitido que el suelo atrape la humedad y llene embalses y otros cuerpos de agua, de los que dependerá Luque Ecológico para regar algunas de sus arboledas durante el verano. Aún así, se necesita más lluvia para asegurar una cosecha exitosa.

"Ahora tiene que seguir lloviendo en primavera sin altas temperaturas ni heladas”, dijo Gálvez. "El verano aún está por llegar y en otoño debería volver a llover. Es decir, con esta agua no se resuelve todo el ciclo del cultivo”.


Compartir este artículo

Anuncio
Anuncio

Artículos Relacionados