Los productores españoles enfrentan pérdidas pero miran hacia la próxima temporada

Nuevos datos confirman que la actual campaña del aceite de oliva español es la peor del siglo. Aún así, las lluvias al final de la temporada alimentan las esperanzas para el futuro.

Por Paolo DeAndreis
19 de enero de 2023 14:26 UTC

Los últimos datos emitidos por la Agencia de Información y Control Alimentario de Andalucía (AICA) muestran que en diciembre de 2022, en general rendimiento de aceite de oliva reducido a la mitad en comparación con el mismo mes en 2021.

También confirmó que la desaceleración de las ventas de aceite de oliva está asociada tanto con la reducción de la producción como con el aumento de los precios.

Más específicamente, AICA informó que 232.037 toneladas de aceite de oliva se produjeron en toda España en diciembre. Eso es significativamente menos que las aproximadamente 542.600 toneladas reportadas en diciembre de 2021.

En los tres primeros meses de la campaña 2022/2023, España produjo 431.090 toneladas de aceite de oliva, según informa la Asociación de Jóvenes Agricultores (ASAJA-Jaén).

Luis Carlos Valero, vocero de ASAJA-Jaén, dijo que "se confirma la caída en la producción, y eso afectará nuestra capacidad para cumplir con las metas de almacenamiento. Dicha reducción también está asociada a una desaceleración de las ventas [en diciembre] en comparación con los meses anteriores”.

Ver también:Abundan los desafíos para España Olive Oil Productores

En una nota de prensa, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) señaló que se han enviado 322.720 toneladas de aceite de oliva desde que comenzaron las ventas de la nueva temporada en octubre pasado. Eso es un 16 por ciento menos que la temporada anterior.

Según Cristóbal Cano, secretario general de la UPA para el olivar y la sector del aceite de oliva, estamos enfrentando "una campaña complicada y difícil, afectada por la baja producción. En resumen, el peor campaña del siglo."

Cano subrayó que si bien la disminución está estrictamente ligada a la menor producción, "el ligero artilugio en las ventas no tiene nada que ver con el precio del aceite”.

Rafael Sánchez de Puerta, presidente del sector del aceite de oliva en las Cooperativas Agroalimentarias de España, señaló que si bien precios del aceite de oliva han crecido constantemente durante el último año, es posible que finalmente hayan alcanzado su punto máximo y ahora se espera que se mantengan estables.

Al respecto, Juan Luis Ávila, secretario general del Ente de Coordinación de Organizaciones Agrarias (COAG Jaén), señaló que "a pesar de las subidas del precio del aceite de oliva, olive oil prolos costos de producción han aumentado a 8 € por kilogramo, y eso significa que [el precio del aceite de oliva] todavía está por debajo de esos ".

Olive oil proLos productores han lamentado durante mucho tiempo cómo los crecientes costos de energía, combustible, fertilizantes y plásticos tienen un impacto en los costos generales de producción.

Sánchez de Puerta también apuntó a la aumento de los costos de producción como uno de los principales obstáculos para olive oil productores Según informó Agroinformación, Sánchez de Puerta argumentó que la reciente suba de precios había que esperarla cuando bajaba la producción.

"Si queremos luchar contra la subida del precio del aceite, debemos luchar contra sequía en el olivar y, por ejemplo, aumentar la superficie regable”, añadió.

Según datos difundidos por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), a finales de 2022, los productores, almazareros, envasadores y Patrimonio Comunal de Olivarero había creado 625.667 toneladas de aceite de oliva.

Cano señaló que la menor producción de diciembre también podría atribuirse a la lluvia frecuente, lo que ha impactado en el número de días que los trabajadores pueden recolectar aceitunas.

"Afortunadamente llegó la lluvia y se impuso. Sin embargo, las lluvias de las últimas semanas no han sido suficientes para revertir las malas condiciones de los campos, ni remotamente”, dijo Cano, al insinuar los efectos de la prolongada sequía europea y Olas de calor sobre el cultivo del olivo.

"Ahora esperamos que siga lloviendo, que de aquí a la primavera vengan 350 o 400 litros más de agua. De suceder, podríamos garantizar una temporada normal, lo que nos ayudaría a impulsar la producción para la próxima cosecha”, agregó.

A medida que se confirma la caída de la producción, los productores han identificado formas consumo de aceite de oliva y las necesidades de exportación podrían ser satisfechas. "También esperamos que la caída en IVA del 10 al 5 por ciento aprobado por el Gobierno y la menor producción nos permitirá aumentar el número de consumidores”, concluyó Cano.



Artículos Relacionados

Comentarios / Sugerencias