Los productores marroquíes anticipan una cosecha casi récord

Olive oil proSe espera que la producción alcance las 200,000 toneladas por segunda vez en Marruecos. Los olivos recién plantados y el riego mejorado son parcialmente responsables.

Plantación de olivos y ruinas arqueológicas cerca de Meknes, Marruecos
Abril 6, 2022
Por Paolo DeAndreis
Plantación de olivos y ruinas arqueológicas cerca de Meknes, Marruecos

Noticias recientes

Los productores en Marruecos esperan una cosecha récord de 200,000 toneladas de aceite de oliva en el año de cosecha 2021/22.

Según datos provisionales del Consejo Oleícola Internacional (COI), tal resultado superaría con creces el 160,000 toneladas de la campaña 2020/21 y las 145,000 toneladas de 2019/2020.

Este año hemos sufrido mucho calor hasta bien entrada la vendimia, lo que nos hizo prolongar el periodo de riego.- Omar Tagnaouti Moummani, director de exportación y desarrollo, Olea

Según la Fédération Interprofessionnelle Marocaine de l'Olive (Interprolive), el crecimiento del 21 por ciento esperado en el año de cosecha actual con respecto al anterior se debe a la constante expansión del cultivo de olivos que da frutos.

Interprolive estima que las casi 800,000 hectáreas de olivar de 2010 se han disparado hasta los 1.2 millones de hectáreas en la campaña actual.

Ver también:Actualizaciones de cosecha 2021

"La olive oil producción cadena se ha beneficiado de privilegios relevantes dentro de la estrategia Maroc Vert”, escribió el director de Interprolive, Mohamed Khannoufi, en un documento informado por L'Opinion.

Maroc Vert, o Marruecos Verde, es un amplio plan de desarrollo agrícola plurianual promulgado por el gobierno. Entre sus objetivos figuraba el apoyo a las actividades agrícolas, como la olivicultura.

Anuncio

Según Juan Vilar Consultores Estratégicos, el ritmo de desarrollo de la olivicultura está llevando rápidamente al país a ser uno de los productores mundiales más relevantes.

Los datos del COI muestran cómo la producción de Marruecos ha aumentado constantemente durante las últimas dos décadas. Pasó de un promedio de 75,000 toneladas entre 2001 y 2010 a 133,000 toneladas en la década siguiente. En las últimas cuatro campañas, Marruecos ha producido una media de 176,000 toneladas anuales.

Marruecos se está convirtiendo rápidamente en uno de los mayores olive oil proproductores fuera de la Unión Europea, uniéndose a países como Turquía y Túnez, que produjeron 227,500 toneladas y 240,000 toneladas, respectivamente, según el COI.

Khannoufi dijo que estas cifras son una "consecuencia del desarrollo relevante de superficies, estrategias productivas e instalaciones de transformación. Como resultado, la producción anual total de frutas oscila entre 1.4 millones y 1.9 millones de toneladas".

Hoy, el sector genera 51 millones de días de trabajo al año, lo que representa el 13 por ciento del total de horas de trabajo agrícola en el país. El COI estima que una vez que la expansión actual de la finca de olivos haya alcanzado sus objetivos, podría apoyar a los empleados de 300,000 en el sector.

Entre los desafíos para los productores de olivos locales se encuentra el clima cálido y árido del país, que requirió una expansión significativa de los servicios y tecnologías de riego.

Recientemente, el consorcio Sotradema-Capep anunció un nuevo acuerdo con un proveedor español de tecnología hidráulica para desplegar nuevos sistemas de riego avanzados en Aoulouz, en la provincia de Taroudant, al sur de Marruecos.

Según los técnicos implicados en el proyecto, las nuevas instalaciones permitirán que los olivares y almendros reduzcan su consumo de agua en un 50 por ciento.

Soussa-Massa, donde se encuentra Taroudant, es la principal región productora de aceite de oliva de Marruecos y representa alrededor de un tercio de la producción anual del país.

El gobierno marroquí también ha iniciado proyectos similares en otras regiones. Entre ellos se encuentran Béni Mellal-Khénifra y Grand Casablanca-Settat, que se han visto afectados por la la persistente sequía del país. Muchos de esos proyectos son financiados o cofinanciados por el Banco Mundial.

Según Ministerio de Agricultura datos, la creciente relevancia del sector olivarero en la economía local está siendo impulsada por la importante aceituna de mesa y las exportaciones de aceite de oliva, que se espera alcancen las 95,000 toneladas y las 28,000 toneladas, respectivamente, en la presente campaña agrícola.

Este éxito también se debe a la calidad de aceite de oliva proyecto promulgado en el país con la ayuda de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD).

Desde 2015, las dos instituciones internacionales colaboran con Interprolive para mejorar la calidad global de toda la cadena productiva.

Ver también:Los norteafricanos comían aceitunas hace 100,000 años, según sugiere la evidencia

Con el apoyo de la Unión Europea, instituciones locales e internacionales realizaron capacitaciones y campañas de concientización sobre el aceite de oliva en las regiones productoras del país, con la participación de miles de agricultores y molineros en los cursos y eventos.

"Gracias a la formación práctica, los olivareros han aprendido buenas prácticas de gestión, como técnicas de poda eso puede ayudar a prevenir plagas y enfermedades y reducir las variaciones extremas de rendimiento anual”, dijo la FAO.

"Los procesadores y molineros aprendieron cómo las últimas tecnologías de extracción pueden producir aceites premium”, agregó la organización. "Cada participante recibió una lista de verificación de las mejores prácticas junto con un folleto sobre cómo aceite de oliva virgen extra debe y no debe saber y qué puede salir mal en el proceso de producción para causar defectos."

Según la FAO, fomentar una cultivo de aceite de oliva en el país todavía tiene un largo camino por recorrer. Por ejemplo, solo el cuatro por ciento de los más de 1,200 consumidores que participaron en una encuesta conocían la diferencia entre el aceite de oliva virgen extra y los aceites de oliva no vírgenes.

"En Marruecos y en otras partes del Mediterráneo, muchos consumidores se han acostumbrado a los aceites de oliva altamente fermentados y oxidados cuyas características naturales originales se han degradado”, dijo Khannoufi.

"Hay trabajo por hacer para cambiar la percepción de los consumidores sobre lo que constituye un buen aceite de oliva y proporcionarles etiquetas más claras, informativas y, sobre todo, fiables”, añadió.

Sin embargo, Omar Tagnaouti Moummani, director de exportación y desarrollo de Olea, le dijo a Olive Times cómo está creciendo la popularidad del aceite de oliva virgen extra.

"Como en toda la cuenca mediterránea, el aceite de oliva es un ingrediente milenario e imprescindible en la dieta marroquí”, dijo. "El uso es tanto para alimentos crudos como para cocinar, estando presente en las cocinas de todos los hogares y restaurantes.”

"En cuanto a propiedades de salud, hay una promoción en los medios, aunque, como país musulmán, creemos en los beneficios del aceite de oliva, debido a que las aceitunas y el aceite de oliva se mencionan varias veces en el Sagrado Corán”, agregó.

Tagnaouti Moummani también enfatizó cuán relevantes son los orígenes locales del aceite de oliva para promover su consumo en Marruecos.

"Uno de nuestros objetivos es trabajar en la promoción de las variedades locales, entre ellas nuestra querida Beldi, que produce un aceite frutado intenso, redondo y equilibrado, además de una de las mejores aceitunas de mesa del mundo”, afirmó.

Beldi es un variedad de aceituna caracterizada por rendimientos modestos pero constantes con un porcentaje de aceite de oliva en las drupas superior a la media. La variedad también es muy resistente a los patógenos comunes, puede soportar el frío intenso y prospera en suelos muy salinos.

"En general, podemos decir que hemos tenido una cosecha promedio en cantidad, con muy buena calidad”, dijo Tagnaouti Moummani al describir la temporada actual.

"Este año hemos sufrido mucho calor hasta bien entrada la zafra, lo que nos hizo prolongar el periodo de riego”, concluye. "Intentamos adaptarnos lo mejor posible a los cambios, controlando tanto la fertirrigación como las podas”.



Olive Oil Times Serie de Videos
Anuncio

Artículos Relacionados

Comentarios / Sugerencias