La sequía y las lluvias inoportunas provocan malas cosechas en Uruguay

Las autoridades estiman que la producción será un 72 por ciento inferior al promedio de cinco años, después de una sequía histórica y una cosecha lluviosa.
Se estima que la producción en Uruguay caerá a menos de 500 toneladas en la campaña agrícola 2023/24. (Foto: Sabía)
Por Daniel Dawson
1 de julio de 2024 16:23 UTC

dos años de sequía histórica seguido de lluvias durante la cosecha y el ciclo de producción alterno natural del olivo han resultado en una importante disminución de la producción en el pequeño país sudamericano de Uruguay.

Gonzalo Aguirre, el galardonado productor de Olivares de Santa Laura. y presidente de la Asociación Uruguaya del Olivo (Asolur), estimó que la producción caería a 500,000 litros (458 toneladas) de aceite de oliva en 2024, un descenso del 78 por ciento respecto al año pasado. cosecha abundante y 72 por ciento por debajo del promedio de cinco años.

"Hubo una cosecha muy, muy baja”, dijo. "En parte se debió a la sequía del año pasado, que no permitió que los brotes estuvieran listos para cultivar aceitunas. Además, la cosecha se vio afectada negativamente para algunos productores porque llovió mucho y perdieron aceitunas”.

Ver también:Actualizaciones de cosecha 2024

Laura Da Trindade, directora de Sabía en el departamento interior suroriental de Lavalleja, confirmó que la cosecha de este año fue significativamente inferior a la anterior.

"Nuestra cosecha fue mala en comparación con el año pasado, pero no tan mala como la del país en general”, dijo. "Cosechamos el 75 por ciento de la fruta en comparación con los dos años anteriores, que fueron buenas cosechas".

"El mayor problema fue la acumulación de aceite, que disminuyó significativamente en comparación con años anteriores”, añadió Da Trindade. "Estábamos en un promedio del diez por ciento cuando anteriormente estábamos entre el 13 y el 14 por ciento. Se observó una diferencia significativa en la cantidad de aceite obtenido”.

Con la producción disminuyendo de 11 toneladas en 2023 a siete toneladas en 2024, Da Trindade dijo que uno de los principales desafíos de la compañía era reducir los costos de producción para mitigar los impactos del menor rendimiento.

"Los desafíos de este año fueron tratar de bajar los costos de cosecha porque sabíamos que sería mala y también que habría menos demanda de servicios en nuestra almazara por la falta de fruta en la región”, dijo. "Esto aumentó mucho nuestros costos de producción y fue una de las razones por las que este año optamos por mecanizar la cosecha con paraguas para reducir costos y tiempo de cosecha”.

Si bien la mayoría de los productores experimentaron rendimientos significativamente más bajos, María Vittoria, directora de Piqué Roto en el vecino departamento de Florida, dijo que su producción aumentó a medida que maduraron los árboles recientemente plantados.

negocio-de-producción-américa-del-sur-la-sequía-y-lluvias-inoportunas-conducen-a-malas-cosechas-en-uruguay-tiempos-del-aceite-de-oliva

Piqué Roto, en el departamento centro-sur de Florida, se encuentra entre los pocos productores que experimentaron un aumento de producción este año. (Foto: Piqué Roto)

"Para nosotros la cosecha del 2024 fue muy buena, alcanzando 190 toneladas de aceituna recolectadas y molidas, con 9,000 árboles”, dijo. "Posiblemente fuimos la finca que obtuvo… la mayor producción de aceite por hectárea: un promedio de 768 kilogramos por hectárea, con la excelencia de Frantoio, que nos dio 1,417 kilogramos de aceite por hectárea”.

"Estimamos que la producción alcanzará las 25 toneladas, un 212 por ciento más que el año pasado”, añadió Vittoria. "La producción se vio muy afectada por la importante sequía que afectó a la región y al departamento de Florida en particular, donde estuvieron ocho meses sin lluvias”.

Los principales retos de la empresa, afirmó, son garantizar que el proceso de molienda se realice rápido y bien para lograr una alta calidad y enriquecer el suelo con residuos de poda y orujo de olivo para evitar el uso de fertilizantes químicos.

La importante caída de la producción en Uruguay se produce tras una mala cosecha en el hemisferio norte y menores cultivos en Argentina, Chile e Perú. Como resultado, los consumidores en Uruguay han experimentado importantes aumentos de precios a lo largo de 2024.

"Los precios ya están subiendo porque los grandes productores del Mediterráneo fijan los precios”, afirmó Aguirre. "El negocio de graneles internacionales en Uruguay este año aumentó más que nunca. En el comercio minorista se produjo un aumento considerable, del 30 al 40 por ciento”.

"Los precios en Uruguay ya han subido y creo que seguirán subiendo por la falta de oferta y la alta demanda”, añadió Da Trindade. "Tuvimos que [aumentar nuestros precios] bastante este año”.

Incluso en años buenos, aproximadamente la mitad del suministro de aceite de oliva de Uruguay proviene de Argentina, Italia y España. Como resultado, Vittoria dijo que los precios nacionales del aceite de oliva siguen una dinámica diferente a la de los aceites importados.

Anuncio
Anuncio

"El precio de producción y venta local se puede fijar de forma relativamente autónoma y puntual, tomando como referencia la calidad”, afirmó.

Sin embargo, Aguirre espera que los precios de importación se mantengan estables a corto plazo y bajen a principios de 2025, cuando empiecen a llegar los aceites de oliva de las últimas cosechas española e italiana.

"El año que viene, si hay una buena cosecha en el Mediterráneo y en la región, creo que los precios pueden incluso bajar”, ​​afirmó.

En lugar de preocuparse demasiado por los precios, Aguirre está más preocupado por que el Consejo Oleícola Internacional (COI) traiga los Premios Mario Solinas a Uruguay en agosto. Esta es la primera vez que la competencia se lleva a cabo en el hemisferio sur.

negocio-de-producción-américa-del-sur-la-sequía-y-lluvias-inoportunas-conducen-a-malas-cosechas-en-uruguay-tiempos-del-aceite-de-oliva

La mala cosecha en Uruguay coincide con la celebración de los Premios Mario Solinas (Foto: Sabía)

Dada la escasa cosecha y la presión para que el evento tenga éxito, le preocupa que el momento sea desafortunado.

"Ha sido una mala cosecha, y aunque entrar a Mario Salinas no cuesta dinero, tiene requisitos de cantidad, y los productores deben acudir a un notario para sellar las muestras”, dijo.

El COI anunció recientemente cambios en sus reglas para facilitar la entrada de más pequeños productores en el hemisferio sur. La cantidad de aceite de oliva que cada productor debe ahorrar del lote se ha reducido de 4,000 a 1,000 litros.

Aguirre, que ha estado muy involucrado en el proceso, espera una alta participación de Uruguay y los otros siete países productores del hemisferio sur.

Confirmó que su empresa enviará muestras y agregó que desconoce cuántas muestras ya recibió el jurado del Laboratorio Técnico de Uruguay. Da Trindade y Vittoria también dijeron que participarían.

Las muestras deben llegar antes del 15 de agosto.th. La evaluación se llevará a cabo a mediados de septiembre y los resultados se anunciarán antes de la segunda Conferencia Anual Latinoamericana del Aceite de Oliva, que se llevará a cabo celebrado en montevideo en noviembre.

"Creo que es importante que [el concurso se convierta en un evento anual en Argentina y Uruguay] y que el mundo considere la calidad de los productores del hemisferio sur porque, en general, aquí hay mucho compromiso con la calidad”, dijo Aguirre.


Anuncio
Anuncio

Artículos Relacionados