`La dieta médica podría reducir los factores estresantes prenatales y mejorar los resultados de salud infantil - Olive Oil Times

La dieta médica podría reducir los factores estresantes prenatales y mejorar los resultados de salud infantil

Por Paolo DeAndreis
14 de diciembre de 2022 15:16 UTC

Una investigación recientemente publicada en Current Developments in Nutrition confirmó que podrían obtenerse beneficios significativos al adherirse a la Dieta Mediterránea durante el embarazo. También descubrió cómo esa elección podría mejorar los resultados de salud en niños pequeños de diferentes etnias.

Según el estudio, cambiar a la dieta mediterránea durante el embarazo puede reducir la probabilidad de que la madre desarrolle un trastorno del estado de ánimo depresivo u obesidad antes del embarazo. Además, la Dieta Mediterránea también podría reducir obesidad en ninos.

El objetivo del proyecto era investigar cómo la Dieta Mediterránea podría afectar los factores estresantes psicosociales y fisiológicos asociados con el embarazo. Estos a menudo causan condiciones inflamatorias que podría crear futuros problemas de salud tanto para la madre como para el niño.

Ver también:Noticias de Salud

Los autores del artículo utilizaron una muestra de los población de EE. UU. para investigar los beneficios para la salud informados de la Dieta Mediterránea tanto en países mediterráneos como no mediterráneos.

"En particular, un patrón dietético de estilo mediterráneo se ha asociado con una serie de resultados positivos para la salud, incluidos niveles más bajos de enfermedades cardiovasculares, cáncere inflamación y mayor longevidad”, escribieron.

Los investigadores explicaron que aproximadamente una de cada diez mujeres en edad reproductiva sufre de depresión, con el 29 por ciento de las mujeres en edad fértil siendo obesas. Estas condiciones se han correlacionado con la obesidad infantil, problemas de desarrollo neurológico infantil y enfermedades crónicas tanto para la madre como para el niño más adelante en la vida.

El estudio involucró a 929 díadas madre-hijo del Newborn Epigenetic Study (NEST), un estudio de cohorte prospectivo. La epigenética investiga la interacción de las expresiones génicas con el entorno y el comportamiento de una persona. A los participantes de NEST se les presentaron cuestionarios de frecuencia de alimentos para evaluar su dihábitos alimenticios y la correlación entre esos hábitos y los resultados de salud.

Los investigadores señalaron que otros estudios basados ​​en NEST han demostrado que los hábitos dietéticos maternos afectan el comportamiento de la descendencia hasta 24 meses después del nacimiento y sugieren un vínculo con los mecanismos epigenéticos.

"Nuestro objetivo fue evaluar las relaciones entre la adherencia materna a la dieta mediterránea (MDA) y los resultados maternos y de descendencia durante la primera década de vida en afroamericanos, hispanos y blancos”, escribieron los científicos.

"Debido a que existen disparidades raciales/étnicas en los resultados de interés, evaluamos las asociaciones con dieta por raza”, agregaron, insinuando los muchos hilos de investigación. Los investigadores examinaron las incidencias de depresión, obesidad antes del embarazo y aumento de peso durante la gestación en las madres. Peso al nacer y el aumento de peso en la niñez temprana fueron los datos recopilados de los niños.

De las 929 díadas, las 341 negras/afroamericanas y las 225 hispanas eran en promedio más jóvenes que las 317 participantes blancas. Las mujeres negras/afroamericanas e hispanas también tenían más probabilidades de ser obesas antes del embarazo.

"La prevalencia de síntomas depresivos fue del 26 por ciento en general, y las mujeres negras/afroamericanas también informaron un nivel más alto de sintomas depresivos que las mujeres blancas e hispanas”, anotaron los investigadores en sus resultados.

Aproximadamente el 49 por ciento de la muestra ganó más peso de lo recomendado durante el embarazo.

Aún así, los investigadores encontraron que adherirse a una dieta mediterránea se asoció con un menor riesgo de obesidad antes del embarazo, incluso si no parecía afectar el aumento de peso durante la gestación. Entre las diferentes etnias, las mujeres hispanas disfrutaron más efecto protector de la Dieta Mediterránea contra la depresión. Para todas las mujeres, una mejor adherencia a la Dieta Mediterránea se tradujo en mejores resultados.

Los autores del estudio señalaron que sus resultados mostraron asociaciones positivas entre adherirse a la Dieta Mediterránea desde la concepción y un menor peso antes del embarazo, menor depresión y mejores resultados de peso y altura en niños de entre tres y ocho años de edad. Sin embargo, tales efectos varían considerablemente entre los etnias involucrado.

"Estos datos respaldan los datos de los ensayos clínicos europeos que sugieren que la dieta de estilo mediterráneo es quizás una vía potente para prevenir los resultados prenatales y posnatales tempranos adversos para la madre y la descendencia, incluido el estado de ánimo depresivo prenatal y la obesidad infantil, que afectan de manera desproporcionada a los negros/afroamericanos. En nuestro estudio, la MDA difería marcadamente por raza/etnicidad, con madres blancas no hispanas reportando la MDA más alta y madres negras no hispanas reportando la MDA más baja. Las marcadas diferencias en MDA por raza/etnicidad muestran la necesidad de intervenciones para apoyar una alimentación saludable entre las poblaciones de color en los Estados Unidos”, escribieron los investigadores.

En su conclusión, los científicos escribieron cómo adherirse a una dieta mediterránea desde las primeras etapas del embarazo "parece transmitir beneficios psicosociales y fisiológicos para la salud de las madres y sus hijos por nacer, aunque existen disparidades raciales/étnicas en la ingesta dietética. Las disparidades raciales/étnicas observadas en patrón de dieta tienen sus raíces en las inequidades relacionadas con los determinantes sociales de la salud”. También pidieron estudios más extensos que cubrieran muestras más amplias y heterogéneas de la población.

"Dados los muchos beneficios de la adherencia a un patrón dietético de estilo mediterráneo, se necesitan intervenciones que aborden estos problemas, además de estudios de mecanismos y diferencias raciales/étnicas en los resultados”, concluyeron.



Artículos Relacionados

Comentarios / Sugerencias