Grecia registra cuatro aceites de oliva DOP e IGP como propiedad intelectual

Los aceites de oliva virgen extra griegos se registraron en una organización internacional que protege el producto de imitaciones y falsificaciones en 56 países.

Aceitunas Koroneiki
Febrero 28, 2022
Por Paolo DeAndreis
Aceitunas Koroneiki

Noticias recientes

cuatro griego aceites de oliva virgen extra con indicadores geográficos protegidos de la Unión Europea han recibido protección internacional de propiedad intelectual.

Kalamata DOP, Sitia Lasithiou Crete DOP, Kolymvari Chania Crete DOP y Lakonia PGI se han registrado en la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

Este compromiso legal asumido por las partes contratantes, la mayoría de ellas no pertenecientes a la UE, hace que los productos con DOP e IGP estén bajo un duro sistema de protección incluso fuera de la UE- George Okinomou y Vasiliki Bakali, director general y abogado de Sevitel

Denominación de Origen Protegida (DOP) y Indicaciones geográficas protegidas (IGP) son dos certificaciones de toda la Unión Europea que protegen las especialidades producidas tradicionalmente en regiones particulares.

Según Sevitel, la asociación de la industria griega del aceite de oliva, que fue la fuerza impulsora detrás de la iniciativa, el paraguas de la OMPI protegerá aún más los aceites de la falsificación, la imitación y otras prácticas no competitivas.

Ver también:Aumenta la presión en Grecia para resolver la disputa sobre la denominación Kalamata

"Una vez que han sido registrados por la OMPI, los productos con DOP e IGP están completamente protegidos por todas las partes contratantes, cubriendo hasta 56 países”, dijeron George Okinomou, director general de Sevitel, y Vasiliki Bakali, abogado de Sevitel. Olive Oil Times.

"partes contratantes de la Acta de Ginebra [que permite el registro internacional de indicaciones geográficas] debe proporcionar medios legales para evitar el uso de una denominación de origen o indicación geográfica registrada internacionalmente con respecto a bienes del mismo tipo, o bienes que no son del mismo tipo”, agregaron .

Anuncio

"También deben proporcionar medios legales para evitar cualquier uso que suponga la imitación de una denominación de origen o indicación geográfica”, continuaron Okinomou y Bakali.

Prevenir la falsificación de productos con DOP e IGP es un desafío global, y las instituciones europeas e internacionales procesan habitualmente a los infractores.

An operación antifraude liderado por Europol e Interpol en 57 países en 2016 descubrió más de 11,000 toneladas de productos falsificados, incluidas grandes cantidades de aceite, etiquetados como "virgen extra”, que había sido intencionalmente mal etiquetado o espurio para parecer genuino.

En 2018, una investigación similar en 36 países de cuatro continentes desmanteló redes enteras de producción de productos falsificados. En ese mismo año, otra operación internacional descubrió casi 10,000 toneladas de productos falsificados en 61 países, incluido un gran volumen de aceite de oliva.

Según el gobierno italiano, los alimentos falsificados se introducen de contrabando en todo el mundo modificando el contenido original de los alimentos o comercializando productos cuya apariencia se parece mucho a los productos certificados auténticos, con nombres y títulos que pueden parecer legítimos.

La asociación de agricultores italianos, Coldiretti, estima el valor del mercado mundial de alimentos italianos falsificados en 100 - millones de euros.

"Este compromiso legal asumido por las partes contratantes, la mayoría de las cuales no pertenecen a la UE, significa que los productos con DOP e IGP están bajo un estricto sistema de protección incluso fuera de la UE”, dijeron Oikonomou y Bakali. "Si no se protege, el valor de dichos productos se puede erosionar y los consumidores pueden ser estafados”.

La necesidad de dicha protección mejorada se ve reforzada por el papel fundamental de los productos con DOP e IGP para la economía griega y en las reconocidas tradiciones de producción de alimentos del país.

Según el Ministerio griego de Desarrollo Rural y Alimentación, 31 aceites de oliva virgen extra griegos tienen certificaciones DOP o IGP.

"Vale la pena proteger las DOP y las IGP no solo por su conexión con la calidad, la tradición y la reputación; también hacen una contribución muy valiosa al desarrollo rural sostenible”, dijeron Oikonomou y Bakali.

"De hecho, para los productores, el derecho exclusivo de usar el nombre de un producto genera un precio más alto que el de productos similares en la misma categoría de alimentos”, agregaron.

Según Oikonomou y Bakali, la Unión Europea "ha estado haciendo un gran trabajo a lo largo de los años para establecer un sistema de procesos efectivos para reconocer y proteger los productos locales y promoverlos en terceros países”.

"Si no fuera por los actos coordinados de la UE, es posible que ahora no hablemos de productos con DOP o IGP”, agregaron.

El registro de la OMPI brinda una protección más sólida y enfatiza cómo otras instituciones internacionales carecen de acción, agregaron los expertos griegos.

"El mercado global es un campo muy complejo donde la competencia de intereses muy diferentes y contradictorios, por un lado, y los diferentes antecedentes legales, por otro lado, deben sopesarse a través de la diplomacia para llegar a soluciones sostenibles”, dijo Oikonomou.

"La protección otorgada a las indicaciones geográficas a nivel internacional se ve reforzada considerablemente por el Acuerdo sobre los ADPIC”, agregó. "Sin embargo, creo que dentro de la Organización Mundial del Comercio, necesitamos reglas más estrictas para proteger la calidad y los productos regionales”.

Según Oikonomou y Bakali, el registro en la OMPI de los cuatro aceites de oliva virgen extra griegos con DOP es solo el comienzo.

"Creemos que la importancia de garantizar la mayor protección posible a los alimentos de excelencia empujará a los demás países productores de aceite de oliva a seguir el mismo camino”, dijeron. "Italia en 2014 fue el primer país que solicitó la protección de los aceites de oliva virgen extra certificados por la UE, con Sabina, Dauno, Terre di Siena y Terra d'Otranto.

El proceso de registro de la OMPI para los aceites de oliva virgen extra griegos no representó un obstáculo, agregaron Oikonomou y Bakali.

"Tanto la Comisión Europea como las autoridades griegas nos brindaron toda la información y orientación necesarias para lograr la protección de los aceites de oliva dentro del Sistema de Lisboa [el tratado de la UE que incluye la denominación de origen y su registro internacional]”, dijeron.

"Presentamos a las autoridades griegas una solicitud junto con las especificaciones del producto en inglés, y el resto estuvo a cargo tanto de las autoridades griegas como de la comisión”, agregaron Oikonomou y Bakali. "No fue un proceso complicado ni largo”.

"Creemos, dado el éxito del proyecto, que en los próximos meses se registrarán más aceites de oliva virgen extra”, concluyeron.



Advertisement

Anuncio

Artículos Relacionados

Comentarios / Sugerencias