Las nuevas políticas agrícolas sostenibles de Europa harán que los alimentos sean aún más caros, advierten los agricultores

Los agricultores y las cooperativas están incómodos con la nueva política de la Unión Europea dirigida a la producción sostenible de alimentos y sus efectos en los precios.
Febrero 7, 2022
Ephantus Mukundi

Noticias recientes

Los agricultores y las cooperativas agrícolas están preocupados por las consecuencias no deseadas de los planes de la Unión Europea para un sistema de producción de alimentos más sostenible.

Las propuestas están en línea con el bloque de 27 miembros Trato verde, que busca mejorar la salud y el bienestar de los ciudadanos proporcionando alimentos saludables y asequibles con el mínimo impacto ambiental.

Tal y como ha sido diseñada la PAC, los instrumentos de mercado son insuficientes, y el agricultor que vive de la actividad agraria no será priorizado en la distribución de las ayudas.-Andoni García, COAG

Además, para luchar contra cambio climático, la UE busca reducir las emisiones de efecto invernadero en aproximadamente un 55 por ciento para 2030 y lograr emisiones netas de carbono cero para 20250.

Según sus partidarios, la UE Política Agrícola Común y Estrategia de la granja a la mesa están diseñados para ayudar al bloque a cumplir estos objetivos para el final de la década.

Ver también:Menos apoyo a los productores tradicionales de España en la nueva PAC, advierte un experto

Entre sus inquilinos clave está aumentar la cantidad de tierra dedicada a la producción orgánica, reduciendo el uso de fertilizantes de base petroquímica en un 20 por ciento y minimizando los antibióticos en la crianza de animales en un 50 por ciento.

Sin embargo, los agricultores y las organizaciones agrícolas se sienten estafados por estas propuestas, que según los críticos están agregando costos de producción a un negocio que ya opera con márgenes reducidos.

Anuncio

Según Ignacio López, director de relaciones internacionales de la Asociación de Jóvenes Agricultores y Ganaderos (Asaja), las cooperativas han adoptado la "esperar y ver' posición.

Sin embargo, agregó que si estas propuestas se vuelven vinculantes, probablemente tendrán un "impacto no muy alentador” en el sector agrícola.

López pronostica que el costo de producción de alimentos aumentará y los consumidores tendrán que hurgar más en sus bolsillos para comprar alimentos.

Agregó que existe el riesgo de que los agricultores locales enfrenten competencia desleal de países fuera de la región donde estos requisitos no existen y los estados de la UE, a su vez, se vuelvan dependientes de las importaciones.

En la última iteración del CAP, que fue recientemente aprobado por el Parlamento Europeo para el período 2023 a 2027, la UE buscó hacer que el sector agrícola sea más sostenible, saludable y respetuoso con el medio ambiente.

Sin embargo, López dijo que estos requisitos requieren digitalización y tecnologías de punta, como sensores y drones, para hacer realidad la agricultura de precisión y utilizar eficientemente los recursos naturales.

Esto significa que los miembros de la UE, como España, tendrán que asignar más dinero para desarrollar la capacidad de competir en los mercados internacionales.

Andoni García, miembro del ejecutivo de la Coordinadora de Organizaciones Agrícolas y Ganaderas (COAG), un sindicato de agricultores, dijo que los estados miembros deben hacer muchos cambios para lograr el último conjunto de objetivos de la UE. Estos incluyen una nueva política de precios y apoyo financiero a los productores para reflejar el costo de producción y protegerse contra la subcontratación.

"Tal y como ha sido diseñada la PAC, los instrumentos de mercado son insuficientes, y el agricultor que vive de la actividad agraria no ser priorizado en la distribución de la ayuda”, dijo García.



Olive Oil Times Serie de Videos
Anuncio

Artículos Relacionados

Comentarios / Sugerencias